miércoles, 30 de noviembre de 2011

Cosecha negra.

Si uno echa un vistazo a las novedades en el mercado del tebeo de este otoño puede encontrarse con un buen puñado de obras de género negro muy interesantes. Algunas son de rabiosa actualidad, otras reediciones muy recomendables e incluso hay una presentación de un clásico moderno argentino aunque en una edición no del todo afortunada pero, como diría Gil Grissom, vayamos al detalle.

Scalped #8. Has de pecar para salvarte.

La serie guionizada por Jason Aaron y dibujada principalmente por R.M.Guéra llega a su octavo tomo sin perder ni un ápice de fiereza. Has de pecar para salvarte es el sugerente título del arco argumental básico complementado en este caso por dos historias de relleno dibujadas por Davide Furnó y Jason LaTour.
La explosiva situación en la reserva Prairie Rose se está desencallando a base de enfrentamientos que dejan sus secuelas. Cada episodio de los 5 que componen este arco empieza con una espectacular splash con un primer plano de un personaje que servirá de hilo conductor. Aaron nos sumerge en los más recónditos pensamientos de estos 5 personajes que intentando escapar de su particular tela de araña cada vez se ven más atrapados en ella. Se adivina que el desenlace está cerca y que tanto Aaron como Guèra están echando el resto ya que han previsto que la serie acabe en junio del año que viene cuando alcance más o menos el #60. Aquí se editará en dos álbumes programados para mediados y final de 2012.
En cuanto a los dos fill-in, tanto el dibujado por Furnó como el de LaTour, no desmerecen del conjunto que no es poco a pesar de no alcanzar el nivel de los episodios de relleno del álbum anterior.
En definitiva es una alegría que la mejor serie mainstream del momento sea de género negro y que esté deparándonos momentos de lectura tan apasionantes como estos. Se está acabando pero mientras dure... ¡A disfrutarla!


Parker #2. La compañía.

En este caso podemos decir que las segundas partes fueros buenas, incluso excelentes. Si la primera adaptación de las novelas de Richard Stark (Donald Westlake en realidad) nos dejó frios, ésta nos ha calentado bastante más. Darwyn Cooke adapta parte de la segunda novela El hombre que cambió de cara y la tercera La compañia y nos deja una obra bien estructurada, bien dibujada y bien narrada. La continuación de la venganza del protagonista y su enfrentamiento con la Mafia sirven de telón de fondo de una documentada descripción de los negocios ilegales y de la potente organización que requieren. Una organización que emplea a miles de trabajadores y que en realidad se ha convertido en una de las industrias más potentes de los E.E.U.U. Es curiosa la reflexión de uno de los contables de la Organización cuando describe a los empleados de estos negocios y sus tapaderas como empleados normales y no como delincuentes lo que los hace más blandos y vulnerables a los ataques exteriores. Un capo mafioso se lamenta y llega a exclamar: "Antes los Parker éramos nosotros". En definitiva una obra muy interesante editada con cuidado por Astiberri y que si tenemos en cuenta que Westlake/Stark escribió 23 novelas del personaje podemos esperar un montón de novedades muy estimulantes en el futuro. Una recomedación: acérquense también a las novelas originales - en concreto a La luna de los asesinos con un título en inglés más sugerente; Butcher's moon - son magníficas.


Sam y Twicht. vol.1.

El tiempo le ha sentado bien a este volumen y la lejanía del universo MacFarlane también. Bajo esta perpectiva más distanciada el trabajo de Brian Michael Bendis al guión y Angel Medina al arte se disfruta con más ecuanimidad y uno puede apreciar las virtudes de este primer tomo de las aventuras de este par de policías.
Sam y Twicht es un spin-off de Spawn, si, però es sobre todo un relato policiaco que recuerda poderosamente la corriente oscura, macabra que imperó en la década de los 90 tanto en comic como en cine; Seven, Fallen, Torso del mismo Bendis... Y además La saga de los Udaku leida hoy puede dar alguna explicación a los desmanes que asolan la sociedad actual: "De lo que estamos hablando aquí es de una guerra por el control total de todas las putas, todos chulos, todos los conductos de la puta ciudad, el eje de civilización más grande de todo el planeta... Y luego llevarse todas las ganacias ilícitas y canalizarlas hacia negocios ilegales, el mercado, Wall Street, la prensa, política, transporte, construcción... Un control feroz sobre cada uno de los pilares que aguantan esta ciudad". En este volumen primero de Sam y Twicht la cosa acaba en tablas pero en la vida real la guerra continua y al parecer muchos la estamos perdiendo.


Savarese. Vol.1

Giovanni Savarese es el protagonista absoluto de esta saga que recuerda poderosamente obras cinematográficas tan magníficas como El Padrino o Érase una vez America. Esta serie guionizada por Robin Wood y dibujada por Domingo "Cacho" Mandrafina fue creada en 1979 y publicada en la revista argentina D'Artagnan durante unos 160 episodios y con casi una década de duración. Gracias a los dos autores asistimos a la odisea del joven Savarese que tiene que emigrar a América perseguido por la mafia de su pueblo natal en Italia y que ha exterminado toda su familia. Una vez en los Estados Unidos de principios de siglo pasado el adolescente protagonista ejerce de involuntario testigo de las salvajes relaciones humanas y sociales que imperan en la emergente potencia norteamericana, mientras él mismo se esfuerza por sobrevivir. Wood se encarga de describir esta saga con su habitual estilo prolijo y humanista mientras que Mandrafina realiza un enorme trabajo al arte empañado parcialmente en la edición española al reducir el tamaño de página y optar por el blanco y negro en lugar del característico color de la edición original y que pueden ver en el ejemplo de abajo.


Alias, integral.

La detective Jessica Jones huérfana y ex-superheroina nos introduce en una faceta del universo Marvel que raramente hemos visto; sus relaciones personales, sus relaciones sociales y amorosas de una manera que mezcla los códigos del género negro con los de las películas y series de situaciones y los comic books de superheroes. El guionista Brian Michael Bendis es el autor absoluto de esta serie y no abusa, aún, de su ralentización de la acción y del estiramiento artificial del argumento y monta aquí unas tramas interesantes novedosas y bien hilvanadas con sus diálogos marca de la casa. El artista Michael Gaydos realiza un trabajo innovador, cercano al Bendis dibujante y atento a la labor del colorista Matt Hollingsworth que hace una aportación muy interesante. Estamos ante un integral muy destacado lástima que su reducción de tamaño en la edición española desluzca un poco el apartado gráfico.


Una buena cosecha de comic negro que confirma el buen momento que vive el género y que hace presagiar novedades interesantes para el año 2012 que se avecina con rapidez.


Tengan cuidado ahí afuera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada